Inicio ingeniería y maquinaria Bienes Raíces desarrollo humano Tecnologías de Información Síguenos en Facebook
  Inicio       Estaciones de radio en tu negocio Heliopsis de Vida revista revista contáctanos  
Apache 39
Eduardo González Pedraza

El Arte de las Palabras

Eduardo González Pedraza

egonzalez@apache39.com
Regresar a Revista
Ver otros artículos de esta columna

“El Ajedrez; el juego de los Dioses”

Ajedrez, el juego de los Dioses

El origen del juego de ajedrez se pierde en la memoria de muchos siglos. Cuenta la leyenda de un rey de la India que estando aburrido y sin saber en qué gastar su tiempo, pidió que un sabio o mago (la leyenda es vaga) le hiciera un juego para poder entretenerse. El sabio le enseñó el juego de ajedrez al rey. Al jugarlo, el rey quedó fascinado y, en agradecimiento, le dijo al sabio que le pidiera lo que quisiera por su juego, -el rey era muy rico y podría complacerle con cualquier cosa que pidiere. A lo que el sabio le pidió “simplemente” un grano de arroz por el primer cuadro, dos por el segundo, cuatro por el tercero, ocho por el cuarto y así sucesivamente hasta terminar los 64 cuadros que componen al tablero. Al rey se le hizo extremadamente barato y gustosamente mandó a su administrador a que le juntaran los “pocos” granos de arroz que había pedido este individuo a cambio de su maravilloso juego y, al final,  se dieron cuenta de que no había  en el reino cantidad  suficiente de granos de arroz para cubrir semejante número (9, 223, 372, 036, 854, 775, 808 más de 9 trillones). A lo que según la leyenda el rey le pidió a este personaje que se convirtiera en su asesor personal.
Cuando hablamos de ajedrez, hablamos de un fascinante juego de mesa y de estrategia el cual, cómo ya lo mencionamos anteriormente, cuenta con un tablero dividido en sesenta y cuatro cuadros, donde cada jugador tiene dieciséis piezas; un rey, una reina, dos alfiles, dos caballos, dos torres y ocho peones. Cada jugador representa un color diferente, tradicionalmente se han usado el blanco y el negro que son los colores extremos y que tienen un gran significado. Podemos decir que las dieciséis piezas representan la estructura social antigua pero también la estructura interna del ser humano.
Pero el ajedrez es más que un simple juego de estrategia, ya que podemos encontrar muchos y variados significados ocultos acerca del significado de la existencia humana dentro de él. Empecemos por el tablero, el cual tradicionalmente se encuentra dividido en un cuadro blanco seguido por uno negro, alternándose en ocho líneas verticales y horizontales. El tablero de ajedrez representa la dualidad; el bien y el mal, la luz y la oscuridad, el hombre y la mujer, el cerebro derecho y el cerebro izquierdo, el ángel de la vida y el ángel de la muerte, el sol y la luna, la noche y el día, las fuerzas del bien y las fuerzas del mal, materia y espíritu, el ying y el yang, etc. En los antiguos templos masónicos, rosacruces, y en algunos templos católicos muy antiguos, encontramos en el piso los cuadros alternados asemejando el tablero de ajedrez. Cuenta la leyenda que en el templo del rey salomón construido por el gran Hiram Abiff, tenía una parte del piso asemejando al tablero de ajedrez por este gran significado.
Es ahí en donde el ser humano trasciende su batalla interna para transformarse en un ser superior. Cuando un peón que son de las piezas que está en la primera línea, logra subir al llegar a la última casilla, se transforma en alguien diferente a lo que fue. Cuando nosotros “subimos” a través de los centros concéntricos de energía y llegamos hasta el final, en este caso la cabeza, se dice que el hombre se ilumina, y cuando se ilumina se transforma en un ser superior, por eso en muchas iglesias antiguas, la cabeza del gran Jesús (y muchos otros que lograron la transformación) aparece iluminada.
Al enfrentar en un juego a un contrincante, nos enfrentamos a nosotros mismos, es ahí en el tablero de ajedrez (la vida), donde enfrentamos a nuestras sombras, a nuestros miedos, a la oscuridad en sus múltiples y variados significados, con la finalidad de poder vencerlos, integrarlos y transformarnos como seres que somos.
Por último, podemos decir que el ajedrez engloba todo; lo entretenido, lo oculto pero también lo mental, en donde ya médicos japoneses han comprobado que, practicar el juego de ajedrez de manera frecuente, disminuye el riesgo de contraer Alzheimer en la etapa senil. Por lo que, siendo un juego fascinante y completo, invito al lector o lectora a practicar este fabuloso y extraordinario juego de mesa.

 

 

 

Anúnciate con nosotros
 
Heliopsis de Vida
 
La Perruquería de Juanis
 
El Buen Gourmet
 
 
 
 
 
 
 
Escribe tu comentario:
Otros artículos

Las zonas erógenas de tu chico según su signo

8 cosas que tu novio quiere en el sexo, pero no se atreve a decirte

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

TWOning II :Repensando los valores

10 tips de belleza para ella... y él

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

bipolar

Animales en los Circos

Adán contra Eva

obesidad

 

Escríbenos tu opinión y/o sugerencia

* Nombre de contacto:

Se necesita un valor.

* Correo electrónico: Se necesita un valor.Formato no válido.
Comentarios o preguntas:
* Datos necesarios para enviar la solicitud
Regresar arriba
Apache 39        
Apache 39
Inicio ingeniería y maquinaria radio Síguenos en Facebook  
  Bienes Raíces revista    
  desarrollo humano revista ConstruEquipos AgroIndustriales - Establecida desde 1946
Copyright © 2019 Apache 39. Todos los derechos reservados.
Heliopsis de Vida Tecnologías de Información contáctanos