Inicio ingeniería y maquinaria Bienes Raíces desarrollo humano Tecnologías de Información Síguenos en Facebook
  Inicio       Estaciones de radio en tu negocio Heliopsis de Vida revista revista contáctanos  
Apache 39
José Manuel Guerrero Padilla

Contra Escila y Caribdis - Twoning

José Manuel Guerrero Padilla

revista@apache39.com
Regresar a Revista
Ver otros artículos de esta columna
"SHOW"

“SHOW”

¡Hilary contra Trump! “The Billboard

“The Show begins”: La campaña, el primer debate, el segundo debate.
Headlines
TVShows
“…”
¡Partidarios, alisten sus pancartas y muéstrenlas! Tal como un buen hincha del futbol lo haría. ¡Tomen asiento! Preparen el popcorn, las botanas, los refrescos, que el debate ya está por comenzar. ¡Listos! Presten atención a lo que el mainstream media está por mostrarles. No pierdan detalles, para que tengan algo qué comentar en sus tertulias y sobre mesas.
Facebook y Twitter estarán esperando para hacer públicas sus filias, porras y abucheos.

Este es un espectáculo. El señor del mundo es el dinero, y hay quienes en ese sentido han crecido barbaridades y no lo han hecho para ver brutalmente reducida, a un voto, su cuota de poder. Debería escribir quizá un artículo que aborde este tema desde un punto de vista más “sensato” y que analice las virtudes y defectos “visibles” de estos candidatos, de la democracia norteamericana y que, en esa misma tónica, llegue a la conclusión de que nuestro mayor peligro es Trump en la Casa Blanca.

No. El mayor problema, para mí, hoy día, es una gran guerra.
Pensar en el riesgo me angustia. He sentido, por momentos, cómo me hierve la sangre. Tomo mi bandera y acabo participando del show. Me hierve la sangre viendo como un grupo de psicópatas destruyen una nación como Siria y ponen al mundo en un grave riesgo. La mujer, que pretende ser presidenta, apoyó la invasión y el robo descarado de Libia y de Siria, so pretexto de llevar la “democracia” a donde existe la “dictadura”. Algo en mí me llena incluso de rabia y deseo que la apuesta del establishment se venga abajo (como varias veces seguramente se les han caído). Esa que, supongo, era la de allanarle la llegada a la presidencia a una mujer bastante impopular y nefasta, a través de un vulgar bufón.  Pero tal vez no pensaron lo popular que podía llegar a ser… también supongo…

Entonces el impulso me lleva a publicar en Facebook, otra vez, una nota anti-Clinton y anti-Estados Unidos. Pasan tres minutos y reconsidero lo hecho, y arranco mi publicación del muro.

Siento que, de nuevo, estoy cayendo en el juego… con todo y mis suposiciones.

Democracia.
Es una farsa.
¿Democracia? ¿El poder en manos de la gente?... ¿qué el pueblo elija a sus gobernantes?, ¿qué las personas elijan su destino?

¿Cómo puede ser? La gente no sabe ni siquiera cómo comportarse. La gente elige chatarra para comer, para vestirse, para vivir; seleccionan basura en la televisión para entretenerse. La gente prefiere embriagarse y reventarse, y perder su tiempo de maneras absurdas e incoherentes. Las personas no saben de fidelidad, son promiscuas y groseras. La gente se alimenta escuchando las miserias de los demás. Las personas no saben elegir ni un trabajo, ni una pareja, ni una vida. Las personas viven contaminando, destruyendo y matando, incapaces de percibir lo que hacen. La gente quiere seguir dormida, solo quiere escapar de la realidad. A la gente le pueden robar su dignidad, pero no su futbol ni sus telenovelas. La gente vive un estado de infantilismo e incapacidad.
¿Qué elijan su destino, cuando no saben siquiera elegir su propia alacena?

Pero a la gente le gusta creer que participa, que aporta, que es importante, que es tomada en cuenta… que tiene esa diminuta e ilusoria cuota de poder.

Sí, tal vez debí haber hecho un artículo de análisis en el cual desmenuzara las propuestas de sus candidatos y su trascendencia en el contexto actual, pero eso sería, de mi parte, pretender lo que no es. Porque en un mundo con tanta oscuridad, cualquiera que vea el más diminuto destello de luz, tiene por obligación hacérselo saber a los demás.

Escuché algo en mi interior y mi sangre dejó de hervir…
¿La guerra es la mayor amenaza? ¿Qué es la paz?...
Sí, existe la bestialidad que hace la guerra y aniquila la vida. Pero en el mundo, los seres humanos que dicen vivir en paz, no aprecian la vida en toda su magnitud y esplendor. La vida se desperdicia en mediocridad, apatía y vicios, cada día. La sangre de miles de inocentes asesinados nos lo grita, y ante la sordera, parece que aún hace falta mucha más que derramar.
Sí, a nosotros, en nuestro país, nos saquean y nos pisotean la dignidad… es esa misma bestialidad reflejada en unos cuantos, pero desatada por todos. Quien pueda ver, aunque sea un poquito, tiene la obligación de hacerlo saber a los demás.
La verdadera guerra es interna, la bestia viene a atacar desde adentro, y para ello hay que dejar el show atrás.

Anúnciate con nosotros
 
Heliopsis de Vida
 
La Perruquería de Juanis
 
El Buen Gourmet
 
 
 
 
 
 
 
Escribe tu comentario:
Otros artículos

Las zonas erógenas de tu chico según su signo

8 cosas que tu novio quiere en el sexo, pero no se atreve a decirte

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

El tiempo, el recurso de los afortunados

10 tips de belleza para ella... y él

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

bipolar

Animales en los Circos

Adán contra Eva

obesidad

 

Escríbenos tu opinión y/o sugerencia

* Nombre de contacto:

Se necesita un valor.

* Correo electrónico: Se necesita un valor.Formato no válido.
Comentarios o preguntas:
* Datos necesarios para enviar la solicitud
Regresar arriba
Apache 39        
Apache 39
Inicio ingeniería y maquinaria radio Síguenos en Facebook  
  Bienes Raíces revista    
  desarrollo humano revista ConstruEquipos AgroIndustriales - Establecida desde 1946
Copyright © 2019 Apache 39. Todos los derechos reservados.
Heliopsis de Vida Tecnologías de Información contáctanos