Inicio ingeniería y maquinaria Bienes Raíces desarrollo humano Tecnologías de Información Síguenos en Facebook
  Inicio       Estaciones de radio en tu negocio Heliopsis de Vida revista revista contáctanos  
Apache 39
José Manuel Guerrero Padilla

Contra Escila y Caribdis - Twoning

José Manuel Guerrero Padilla

revista@apache39.com
Regresar a Revista
Ver otros artículos de esta columna

"TWOning  III :El efecto péndulo y el ADN social"

TWOning III :El efecto péndulo y el ADN social

El mundo se comporta en algunas ocasiones como un gigantesco péndulo. Cuando los seres humanos que lo habitan tienden, con su pensamiento y comportamiento, a tirar hacia un extremo, tarde o temprano llegará una respuesta, proveniente de la misma humanidad, equivalente y en sentido opuesto. Esto se da como un mecanismo de búsqueda de equilibrio y aprendizaje. Las leyes de la naturaleza funcionan, en diferentes ámbitos, con sentido análogo.

Hablando del comportamiento humano, y sobre todo de relaciones de pareja, llevamos décadas transitando de un estado de contención a uno de expansión; de un estado de observancia estricta de las reglas vigentes a otro de cuestionamiento, desafío y desacato de las mismas… todo ello en una búsqueda casi inconsciente del equilibrio. Anteriormente las familias pasaban mucho más tiempo reunidas, sin embargo un respeto riguroso, que rayaba en el miedo, alzaba barreras al entendimiento y empatía profundos entre los miembros. Hoy día son muchos los motivos que mantienen a cada uno de los miembros de una familia distantes: la necesidad de trabajo y estudio exhaustivo en un mundo altamente demandante, así como las tecnologías y la oferta recreativa exterior por nombrar algunos motivos. Antes las parejas difícilmente se conocían a profundidad con una reja de por medio y hoy día las parejas se conocen demasiado poco aun habiendo compartido ya la cama. La reja y la cama solo son los símbolos que representan nuestras formas de pensamiento, nuestras reglas y maneras de buscar el amor y la felicidad… y es algo que nos mueve a reflexionar que el asunto requiere mucha mayor profundidad y claridad de nuestra parte para encontrar el camino del crecimiento.

¿Qué fue lo que sucedió?, ¿quién desató nuestros impulsos?, ¿qué muros se cayeron y provocaron la desbandada? En gran medida fueron las figuras de autoridad que dejaron de responder a su responsabilidad ante las nuevas circunstancias; se desgastaron y se quedaron asidas a viejos paradigmas, temerosas de cambiar, adecuarse y crecer; muchas sucumbieron a la tentación de poder, a la avaricia, a la egolatría y al enfermizo control. El poder que ostentaban “para bien de la humanidad” se pervirtió en poder para bien de su grupo o su clan. En todos los ámbitos se ha dado esta penosa degradación, comenzando por el político, el económico, el empresarial, el religioso y el educativo; incluso llegando a cuestionar a las figuras de papá y mamá, ya fuese por “simple” rebote, ya sea por el hecho implícito de aceptar, resignarse o participar activamente de este mundo en desequilibrio. Es de verdad relevante preguntarse qué opinan las nuevas generaciones del mundo que estamos por entregarles en sus manos. Es bastante comprensible suponer que muchas de las actitudes de rebeldía y libertinaje que podemos atestiguar en el mundo de los adolescentes y los jóvenes responden a la lógica de “quemar la mayoría de los cartuchos” en la etapa “más prometedora de la vida”; ¿qué les espera después?, ¿un mundo lleno de pesadas cargas y áridas responsabilidades?... carente de alegría y felicidad. ¿Qué mensaje de vida les estamos mandando los adultos (papá y mamá) a las nuevas generaciones?, ¿es que en verdad vivimos la vida con la mayor intensidad y esperanza en cada una de sus etapas?

El mundo vive un periodo de magnificación del libre albedrío, donde las personas desde muy temprana edad ven demasiado abiertas (en muchísimos casos) sus posibilidades y muy ensanchada su capacidad de decisión. El reto reside en empatar esa expansión del libre albedrío con la justa dosis de verdadera libertad que les permita a estas generaciones crecer en sabiduría y convertirla en hechos de vida.

Mamá y papá, en innumerables casos, están en crisis también, en un mundo cuyo tejido se deshace constantemente, donde las células sociales se desintegran… Escuchaba esas voces que clamaban con fuerza que el tejido social se desbarataba, que debíamos defender a la familia, a la célula, que debíamos luchar con fuerza para evitar su desintegración. Tenían y tienen razón, pero no tienen la idea completa, la imagen completa. Es verdad que la familia es la célula del tejido social, pero… ¿por qué preocuparse solo por la mitad de la historia? ¿Han olvidado acaso que quien tiene la información de cómo es que la célula se desarrollara es el ADN? Esa doble hélice que contiene toda la información de lo que la célula es. Esa doble hélice, hombre y mujer que, si son compatibles y complementarios, podrán formar una célula sana. ¿Por qué no mirar esa parte de la historia que es anterior a la célula? Deberíamos preocuparnos por los hombres y las mujeres desde su llegada a la vida, de su formación sana como individuos, mucho antes siquiera de que llegaran a esa etapa donde comienza la búsqueda del complemento: el noviazgo.

Primero, hombres y mujeres como seres individuales, después la pareja. Primero, saber quién eres, de dónde vienes, hacia dónde vas… después de eso, entonces podrás tener una idea de quién te puede acompañar por el camino.

Anúnciate con nosotros
 
Heliopsis de Vida
 
La Perruquería de Juanis
 
El Buen Gourmet
 
 
 
 
 
 
 
Escribe tu comentario:
Otros artículos

Las zonas erógenas de tu chico según su signo

8 cosas que tu novio quiere en el sexo, pero no se atreve a decirte

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

El tiempo, el recurso de los afortunados

10 tips de belleza para ella... y él

¿Por qué los maridos nos desentonamos?

bipolar

Animales en los Circos

Adán contra Eva

obesidad

 

Escríbenos tu opinión y/o sugerencia

* Nombre de contacto:

Se necesita un valor.

* Correo electrónico: Se necesita un valor.Formato no válido.
Comentarios o preguntas:
* Datos necesarios para enviar la solicitud
Regresar arriba
Apache 39        
Apache 39
Inicio ingeniería y maquinaria radio Síguenos en Facebook  
  Bienes Raíces revista    
  desarrollo humano revista ConstruEquipos AgroIndustriales - Establecida desde 1946
Copyright © 2019 Apache 39. Todos los derechos reservados.
Heliopsis de Vida Tecnologías de Información contáctanos